Envío sin costo a todo México

Seguimiento de tu pedido en: hola.biomattress@quinio.io

¿Cuánto dura un buen colchón? [2023]

¿Cuánto dura un buen colchón? [2023]

Alejandro Pelaez |

El tiempo genera un desgaste en los elementos que conforman un colchón disminuyendo la calidad de tu descanso.

Además, no todos los colchones tienen el mismo tiempo de vida útil, todo depende del fabricante y del tipo de material con el que son elaborados.

A continuación, te mostramos cuánto dura un colchón en óptimas condiciones, que factores afectan su durabilidad, algunos consejos para conservar su calidad, en qué momento cambiarlo y dónde comprarlos.

¿Cuánto dura un colchón en óptimas condiciones?

Para determinar cuánto dura un buen colchón debes conocer las horas que pasas en él. Ya que, el uso tiene una influencia importante sobre el tiempo de vida útil. 

En un colchón puedes descansar cómodamente para empezar el día lleno de energía y recuperarte de la jornada anterior. Es fundamental saber cuál es la fecha exacta en la que adquiriste el colchón para conocer cuándo debes renovarlo. 

Generalmente, el tiempo de vida útil de un buen colchón es de 8 a 10 años, pero en los de última generación suele ser mayor. 

  • Colchón viscoelástico: la duración de un colchón de este tipo es de unos 8 años.
  • Colchón de látex: generalmente duran 12 años en promedio.
  • Colchón híbrido: suelen durar al menos 10 años.
  • Colchón de resortes: duran unos 10 años.

Ten en cuenta que a medida que extiendes el uso del colchón y no tienes el cuidado adecuado sus componentes perderán durabilidad. 

Un síntoma claro es cuando observas daños visibles en la parte superior del mismo, lo que termina afectando tu confort y la capacidad de adaptación al cuerpo.

El fabricante tiene que ser reconocido por la calidad con la que fabrica sus productos empleando un material certificado y su experiencia en producción y ventas de colchones. 

Tal es el caso de Bio Mattress, una compañía especializada en la comercialización de diferentes medidas de colchones. Puedes elegir entre individuales, matrimoniales, King Size y Queen de la más alta calidad.

Factores que afectan la durabilidad de un colchón

Tipo de colchón

Un colchón viscoelástico no tiene el mismo tiempo de vida útil que uno de látex, resortes o híbrido. 

Por lo tanto, debes asesorarte adecuadamente sobre cuál es la mejor opción en el mercado para conseguir un equilibrio entre buen descanso y durabilidad.

Un buen colchón debe usar telas antiácaros y antibacteriales para preservar aún más su durabilidad.

Materiales de fabricación

Los materiales de fabricación de un colchón influyen en el tiempo de vida útil del mismo. Si vas al mercado y compras el más económico, es posible que esté hecho con elementos de poca calidad, lo que hará que su tiempo de vida útil sea corto.

Si tu presupuesto es menor, no debes preocuparte, ya que en Bio Mattress puedes encontrar opciones económicas que te garanticen un buen descanso y durabilidad al mismo tiempo.

Mantenimiento inadecuado

Conservar el colchón en buen estado es importante para que su calidad no disminuya. Pero, si dejas de lado el mantenimiento o limpieza regular, puedes afectar negativamente su estado al poco tiempo de comprarlo. 

La acumulación de partículas sólidas, los derrames, alérgenos, el polvo y los derrames pueden penetrar en el colchón y favorecer la aparición de malos olores, moho y degradar sus materiales.

Lee el manual de instrucciones para realizar un mantenimiento adecuado y conservarlo en óptimas condiciones. Puedes utilizar protectores y lavar la superficie del colchón de manera regular para extender su tiempo de vida útil.

No rotar el colchón

Muchos colchones deben ser rotados de forma regular para mantener el equilibrio en el desgaste de sus superficies de manera uniforme. 

Si descuidas esta práctica, pueden aparecer zonas con hundimiento, compresión desigual o descomposición de partes específicas.

Algunos colchones tienen instrucciones de rotación específicas, es decir, te indican cada cuanto tiempo debes rotarlos para prevenir daños. Debes cambiarlo de posición de manera regular para prolongar el tiempo de vida útil.

Uso inadecuado

Uno de los factores que más afectan la durabilidad de un buen colchón es el uso inadecuado. Pues, están diseñados para un fin específico, por lo que emplearlos para otras cosas hará que su tiempo de vida útil disminuya en poco tiempo.

No debes utilizarlos para saltar sobre ellos, tampoco como trampolín ni colocar objetos muy pesados. Ya que, corres el riesgo de dañar su estructura interna, lo que afectará tu calidad de descanso y la adaptabilidad del colchón.

Consejos para preservar la vida útil de un colchón

Un colchón de alta calidad tiene un tiempo de duración mayor comparado con uno más económico. Sin embargo, no significa que los materiales con los que está fabricado no pierdan su durabilidad con el tiempo, por lo que debes cuidarlos:

Gira el colchón de manera regular

Uno de los pasos más importantes para preservar la vida útil de un colchón es rotarlo de manera regular. Ya que de este modo, tu o tu pareja al dormir desgastan menos las partes internas de un solo lado. 

Además, te permite disminuir los dolores en la espalda y cuello después de dormir, lo que incrementa significativamente tu calidad de descanso. 

Para llevar a cabo este paso de manera correcta sigue estos pasos:

  • Gira el colchón después de 3 a 6 meses, especialmente si es de resorte o muelles.
  • El colchón de espuma viscoelástica debe ser rotado cada 6 meses, aunque es recomendable que sigas las indicaciones del fabricante. Pues, puede que esté diseñado para ser utilizado de un solo lado.
  • Los híbridos requieren diferentes tipos de rotación, por lo que es mejor obedecer las instrucciones del fabricante. 

Límpialos regularmente

Mantener la higiene de tu colchón es ideal para extender tu tiempo de vida útil. Tampoco debes consumir alimentos o bebidas sobre el mismo, realiza un mantenimiento regular para prevenir la aparición de malos olores o ácaros, este paso es clave. Las buenas prácticas para lograr esto son:

  • Aspira los bordes y las costuras del colchón.
  • Utiliza un protector para camas, especialmente uno de tipo impermeable para evitar manchas en caso de derrames y la acumulación de alérgenos.
  • Cambia las sábanas, protectores y fundas de almohadas.

No excedas el peso recomendado

No saltes sobre el colchón ni coloques objetos que excedan el peso recomendado por el fabricante. De este modo, evitarás daños en su estructura interna como deformaciones o hundimientos.

La Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) recomienda utilizar colchones firmes que te ofrezcan una correcta sujeción para un peso mayor. También debes leer las instrucciones de uso para conocer si tu peso excede el límite permitido.

Evita la exposición a la humedad

Los altos niveles de humedad favorecen la aparición de hongos, moho y bacterias, lo que causa mal olor, problemas en tu salud y la degradación de la superficie del colchón. 

Garantiza una ventilación adecuada en el lugar donde lo tengas almacenado, así evitarás que los niveles de humedad sean altos en el interior. 

Utiliza un soporte adecuado

Cuando compras un colchón, el cuidado comienza desde el momento del traslado hacia tu hogar. 

Le causarás daños si lo doblas excesivamente o pones en una posición incorrecta, pues esto debilita su estructura y cambia de lugar sus componentes internos.

Es importante que emplees técnicas de traslado adecuadas, tales como el uso de una funda protectora durante el transporte. Si te vas a mudar, verifica que el colchón sea manipulado correctamente para no comprometer su integridad.

Protégelo de manera adecuada

Utiliza una funda protectora impermeable para evitar que los líquidos penetren en su interior. 

Pues, el moho aparecerá en el interior del mismo, un problema que te será más difícil resolver. Es una situación que puede comprometer los componentes del colchón y hacer que pierda sus propiedades.

¿Cuándo cambiar el colchón?

Si no sabes cada cuanto cambiar tu colchón, puedes comenzar a padecer problemas de salud en tu espalda y cuello. 

Además, aparecerán otras lesiones menos importantes que a la final terminarán afectando tu ciclo de sueño:

  • Dolor de espalda: las afectaciones en la espalda tras una noche de descanso es sinónimo de que el colchón tiene hundimientos o deformaciones y debe ser reemplazado. De lo contrario, corres el riesgo de tener afecciones crónicas y despertar cansado por una mala noche.
  • Dolor de cuello y cervical: es lo mismo que sucede con la espalda, este tipo de dolores aparecen tras el desgaste de las partes internas del colchón y anuncian que el momento del cambio está cerca. 
  • Alergias: las camas viejas tienden a acumular ácaros y polvo de manera excesiva, ya sea por falta de mantenimiento o daños en su superficie, lo que hace que tengas alergias con el tiempo.
  • Insomnio: el problema de un mal ciclo de descanso es el insomnio, sentirás cansancio y complicaciones serias si no cambias tu colchón.
  • Estrés y falta de memoria: causado por el descanso de mala calidad, puedes tener problemas para recordar cosas cada vez que no duermes de manera adecuada.
  • Intensificación del asma: las personas que padecen esta enfermedad corren el riesgo de tener complicaciones en colchones viejos. 
  • Duermes mejor fuera de casa: si tienes problemas para reconocer cada cuanto cambiar tu colchón, presta atención a la calidad de tu descanso cuando duermes fuera de casa.

¿Dónde comprar un buen colchón?

Si ha llegado la hora de cambiar tu colchón, en el sitio web principal de Bio Mattress encontrarás una amplia lista de colchones individuales, matrimoniales, King Size y Queen.